Ofertas de poyo en el centro infantil

Guardería Kikri: Fomento diario del alemán 

En la Kikri la mayoría de los niños entran la primera vez en contacto con la lengua alemana. Una de las tareas más importantes de los educadores es de familiarizar a los niños con el idioma nuevo y entusiasmarlos al respecto. Mediante rutinas diarias estructuradas de forma clara, rituales, costumbres y fiestas alemanes se establece un sentimiento positivo hacia la cultura alemana y simultáneamente despertar el interés para el idioma.

Kindergarten: Fomento diario del alemán 

En el Kindergarten trabajamos desde hace septiembre del año 2016 en grupos reducidos de edades mezcladas entre 11 a 14 niños. En cada grupo se encuentran 7 K1 niños (de 3 años) y 7 K2 niños (de 4 años), que son atendidos por una educadora. En la mayoría de los casos la educadora será apoyada por un practicante, siendo la proporción del personal aproximadamente
1 x 6/8 niñosA partir de las 08:30 h comienza el trabajo lingüístico pedagógico en los grupos. Las educadoras trabajan de forma diferente en temas y metodología, sin embargo, se orientan según los temas del diario de aprendizaje e integran diferentes proyectos orientándose según las situaciones adaptadas a cada grupo.

Las educadoras trabajan según el Sistema Tándem en el fomento del alemán desde hace comienzos del año 2017. Esto significa que cada educadora tiene un grupo de trabajo y una compañera que organiza con ella la labor lingüística para los niños en K1 y K2. La siguiente tabla muestra el ejemplo de un grupo. Los campos verdes representan las fases de alemán involucradas de forma intensiva. Estas son acompañadas por la educadora de referencia o por la compañera del tándem.

K3+: Fomento diario del alemán 

Todas las salas son acompañadas por un/a educador/a de referencia y al menos por uno/una o varios/varias practicantes. En cuanto que los fases „libres“ guiadas empiecen en las salas, los acompañantes se dedican a los grupos reducidos. Se motiva a los niños de abordarse con el material y establecer una relación con temas actuales. Se acompañan todas las ofertas lingüísticamente intercambiando impresiones con los niños sobre el tema actual, motivándolos de comunicarse entré sí en alemán y trayéndolos siempre de vuelta al contexto alemán. La comunicación no debe ser forzada, los niños deberían ir en la actividad acompañados por la lengua alemana para convertirse en naturalidad. En estos casos es importante de no corregir a los niños, de no hacerles repetir. La situación lingüística debe ser auténtica y completamente natural para los niños. A este fin es importante que trabajemos en grupos reducidos con un máximo de 4 – 6 niños. De tal manera, una persona de referencia siempre puede asegurarse que la comunicación anda en lengua alemana y siempre puede motivar a los niños a este respecto. Del mismo modo es importante de que los fases de trabajo sean de corta duración, unos 15 – 30 minutos por grupo reducido. Tan pronto como el niño pierda interés, la labor lingüística no surge efecto. El fomento del alemán tiene lugar siempre y transcurre auténticamente, puesto que se fomenta a los niños casi exclusivamente en grupos reducidos.

Los/las educadores/as actúan en la vida cotidiana de ejemplo lingüístico o modelo lingüístico, respectivamente. Ello es importante para establecer el desarrollo de una buena relación y su reafirmación con el niño y darles a los niños el tiempo adecuado para el discurso y la respuesta. Hay que presentar palabras de forma viva y con fuerza expresiva, así los niños se animen a hablar el idioma y evolucionan. Hay que reflejarles el éxito de sus intentos de comunicación.

En K3+ se motivan a los niños siempre de hablar alemán. Para hacer esto más interesante de forma contínua para los niños, alternando ofertas y proyectos en la vida diaria, y los niños tienen la posibilidad de decidir individualmente en qué quieren participar. En la tabla siguiente se aprecia las fases en alemán, también en color verde:

Ir arriba